Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

martes, 14 de agosto de 2012

UN DIA EN PAMPLONA (SAN FERMIN)

Hola burbujitas;
Esta es una de las muchas entradas que tengo atrasadas, esta en concreto como habla de San Fermín, la debería haber publicado a mediados de julio, pero bueno, espero que os sirva para el año próximo.
Tengo la suerte de vivir a 1 hora más o menos de Pamplona y todos los años me acerco en San Fermines. Este año, decidimos pasarlo de manera distinta, todas las veces, vamos de noche con la intención de hacer fiesta y volver a la mañana siguiente, pero este año no nos apetecía tanta acumulación de gente, así que decidimos ir a pasar el día y además el último, el 14 y así aprovechar para presenciar el "pobre de mi". Tuvimos la suerte de que hizo un día más que decente y pudimos disfrutar el doble. Un dato a tener en cuenta es, que a pesar de ser sábado, al ser el útlimo día, no había tantísima gente y la que había estaba muy tranquila, casi no quedaban guiris.

Empezamos la jornada en casa de mi tía, donde nos preparó una comida abundante. Siento no tener foto, pero en ese momento no pensaba que podía preparar esta entrada.


Después de comer hasta reventar , salimos por la puerta practicamente rodando, para bajar la comida, nos acercamos al centro andando en lugar de coger el autobús. Un paseo que nos vino muy bien para hacer la digestión. Andando, sin querer llegamos al recinto ferial y nos dimos una vueltilla por allí. Lo que más me llamó la atención, un tío vivos muy vivos. Unos preciosos ponis donde los niños se podían montar.  Por supuesto no podían faltar las camas elásticas y la noria más grande de Europa.
Seguido nos fuimos a la cuesta de Santo Domingo para hacer el recorrido del encierro andando. Durante el paseito, nos fuimos encontrado con animación espontánea, como el grupo de batucada que os pongo en la foto. Se acercaba la hora en la que los "kilikis" (los cabezudos pamplonicas), el más conocido es caravinagre,  salían del ayuntamiento, así que allá que nos fuimos. Increíble ver a todos los niños y no tan niños, corriendo delante de él mientras les intenta atizar con la zambomba (los que hayais asisitido a una matanza de cerdo, seguro que la conoceis). 
Importante reponer fuerzas después de estas caminatas y el calor insoportable, así que qué mejor que un helado como Dios manda. Después acopañamos a las peñas mientras bajaban a la plaza a ver los toros. Pancartas, música, bebida, comida... todo a lo grande con un ambientazo y unas ganas de fiesta que uno no se puede ni imaginar. Tuvimos suerte y a la vuelta de la esquina, en la capilla, vimos entrar a la cuadrilla de Padilla, un torero muy querido en Pamplona. Autógrafo, foto ¿?... imposible. La seguridad impenetrable.  Tras la tristeza de no conseguir más que verle de lejos, nos fuimos a hacer fotos varias y a comer algo que ya es hora de cenar. Y de acá para allá en Pamplona, todo andando, sin coger tte público, estamos reventados. Nos vamos a nuestro lugar preferido para cenar, cerca pero alejado del bullicio, un lugar que solo lo pamplonicas conocen y yo también gracias a mi tía. Un colegio de frailes en las que las raciones/precio no se corresponden de lo barato que es. Claro, siempre comparando con los precios del Pais Vasco...
Tras una sobremesa más o menos larga y un buen descanso, no nos queda más que acercarnos a la explanada de cesped de la ciudadela a ver los fuegos. Un cuarto de hora de arte pirotécnico, con un amplio espectro de colores. Seguido al pobre de mi, pero nos es imposible acceder al ayuntamiento. La gente lleva esperando desde las 21.30 para un acto que dura 5 min a las 24.00 de la noche. Ver a la gente llorando y cantando "pobre de mi, ya se han acabado las fiestas de San Fermin..." resulta sobrecogedor.
Quemando los últimos cartuchos, nos vamos a un bar muy conocido y con música pachanguera que está al lado de la calle Estafeta.
Y de ahí vuelta a casa a dormir y recuperar fuerzas.
El día 15, como ya se han acabado los encierros, tienen la costumbre de hacer un encierro muy particular. El encierro de la villavesa, que consiste en correr delante del autobús de linea. Muy curioso de ver.
Cosas pendientes de cara al año siguiente:
- Pasar de los fuegos e irme directamente al ayuntamiento.
- Dar una vuelta por "La Taconera" para ver el mercadillo que montan durante toda la semana.
- Quedarme a ver el encierro de la villavesa.
Y vosotras qué? Habéis estado algún año en San Fermín? Os animareís algún año?

5 comentarios:

  1. Holaa! Pues yo nunca he estado en los san fermines, pero si que me gustaría!!

    ResponderEliminar
  2. a mi me pilla un poco lejos, pero me gustaria poder ir un año asi en plan mas tranquilo :)

    ResponderEliminar
  3. Preciosa, no sé si te habrás enterado pero me han eliminado la cuenta de gmail y con ello el blog... así que he tenido que empezar de cero con uno nuevo, te dejo el link para que puedas seguirme en este http://sanny-daff.blogspot.com.es/ yo ya te sigo de nuevo, un besote!

    ResponderEliminar
  4. Hola guapi!!!! Qué envidia!! Nunca he ido a san fermines pero debe estar genial!!! Si ves que tardo en pasarme por aquí es porque estoy muy liada con el curro y no me dan las horas tanto como me gustaría.
    bsss guapa

    ResponderEliminar
  5. que bueno, te lo pasarías más que genial!!!!!
    besito

    ResponderEliminar