Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

domingo, 7 de octubre de 2012

REMEDIOS CASEROS DEL ANTIGUO EGIPTO III

Hola burbujitas,
Qué tal? Hoy continúamos con la belleza en el antiguo egipto.
Os quedaís a leer?

LOS CUIDADOS DEL ROSTRO

Las mujeres egipcias no se exponían al sol para no acelerar el proceso de envejecimiento de la piel y las campesinas solo trabajaban en el campo en época de recogida de cosecha.
Para combatir las arrugas y las pecas, utilizaban un aceite obtenido a través de las semillas de la alholva.
Aunque los científicos no han podido demostrar la eficacia de la total desaparición de las arrugas, también usaban una receta a base de mezcalr resina de terebinto, cera de abeja, behen fresco, aceite de alholva e hierbas de chipre.  Se trituraba todo y se dejaba macerar, y aplicar una vez al día.

LA HIGIENE BUCAL


Hacían enjuages bucales a partir de nitrita o natrón disuelto en agua.
Para combatir la halitosis, usaban "pastillas de kifi" elaboradas con semillas de alholva molidas, mezcladas con incienso, mirra, bayas de enebro, resina de acacia, pasas y miel.



EL MAQUILLAJE


Como ya hemos comentado, los egipcios, tanto hombres como mujeres protegían sus ojos con Khol.
También oscurecían sus cejas y pestañas con polvo de galena mezclado con agua y lo aplicaban húmedo con la ayuda de palitos realizados en madera, metal o hueso. El antecedente de la actual máscara de pestañas.
Los labios y los pómulos los pintaban con oxido de hierro humedecido que extendían con una especie de pincel o el dedo.
En las tumbas, se han encontrado pinzas, cuchillas, espejos, peines, tarros para "cremas" y todo tipo de utensilos que se pueden encontrar en los tocadores de hoy en día.

EL CUIDADO DEL CABELLO

La utilización de las pelucas era un signo de distinción, pero al mismo tiempo, protegía a sus portadoras de los fuertes rayos solares.  Para fijar las ondas de estas pelucas, usaban cera de abeja.
Las téñían con polvo marrón que todavía no ha podido ser identificado y las perfumaban con semillas de dátiles de desierto.
Se lavaban periódicamente el cabello con jabón de sosa duro que tenía propiedades detergentes.
Al igual que a nosotros les preocupaban las canas y las cubrías con hena, con la sangre de una vaca negra hervida y mezclada con aceite o con la grasa de una serpiente negra.
Pero claro, con este tute, el pelo se puede quedar sin brillo o debilitado. Ningún problema, también hay remedios para estos problemas.
Pelo sin brillo, Aplicar directamente durante unos minutos las yemas de dos huevos de cuervo negro, y después lavar.
Pelo debilitado; Hervir en abundante aceite la pata de un galgo hembra, el hueso de un dátil y la pezuña de un burro. Dejar enviar y aplicar durante varias semanas.
Aunque no se ha demostrado su eficacia científicamente, para la alopecía usan una loción con aceite de alholva.

MODA


Usaban casi siempre lino, ya que la lana la consideraban impura y el algodón no fue conocido hasta la época romana.
En cuanto al calzado, lo elaboraban las mujeres en casa y eran realizadas en materiales vegetales tales como hojas de palma, esparto, juncos o papiros.





Información obtenida de www. amazings.com y www. institutoestudiosantiguoegipto.com

Personalmente no usaría ninguno de estos métodos comentados en estas entradas, pero yo os los dejo por si hay alguna valiente.

Espero no se os haya hecho demasiado pesado, he intentado poner alguna foto para amenizar, pero no sa sido fácil.

miércoles, 3 de octubre de 2012

REMEDIOS CASEROS DEL ANTIGUO EGIPTO II

Hola burbujitas;
Hace mucho tiempo hice una entrada sobre remedios caseros que se usaban en el antiguo Egipto, y varias de vosotras me dijisteis que os gustaría que hiciese una entrada más larga con más remedios naturales, pues bien, ha llovido mucho desde entonces, pero por fin ha llegado el día. He estado recopilando información y esto es lo que me ha salido. Debido a lo extenso del post, he decidido separarlo en dos.
La belleza para los antiguos egipcios, era sinónimo de bueno, de hermoso, de armonioso y sobre todo de perfecto. 

Desde los comienzos de su historia tenemos constancia de la preocupación del hombre egipcio por conservar lo más perfectamente y armonioso del cuerpo que le había sido entregado. Esa excesiva y constante evolución en las formas y en los procedimientos le llevó a desarrollar un conocimiento de su cuerpo, de los medios y formas para conservar a este, lo mejor posible. Por lo tanto, le llevó a desarrollar un conocimiento exhaustivo de los animales, plantas, y minerales que

le proporcionasen un mayor y mejor bien estar.

Varios arqueólogos y científicos, tales como Christian Amatore del departamento de química de la Escuela Normal Superior de Paris, han descubierto que en el Antigüo Egipto, el maquillaje de ojos no solo era una forma de embellecerse, sino que también tenía como objetivo tratar o prevenir enfermedades oculares. Los productos que utilizaban para delinear el ojo, lo que conocemos por khol o mesdemet, que obtenían de la galena (sulfuro de plomo) contenían una concentración de plomo muy alta, que puede llegar a ser tóxico, pero a su vez, incrementan la producción de óxido nítrico en un 240 %. Este último, es conocido por ser un estimulador del sistema inmunitario.  Uno de los mayores problemas de los antigúos egipcios eran las infecciones oculares, debido al clima en el que viven, un área tropical patanosa. Tanto hombres como mujeres lo utilizaban como repelente de moscas o para prevenir el reflejo del sol.

Así mismo, también se preocupan de otros aspectos que se pueden incluir dentro de una rutina de belleza, tales como el baño, la hidratación corporal, el desodorante, los cuidados del rostro, la higiene bucal, el maquillaje, el cabello y la moda (ropa y calzado). Veámos cada uno de ellos por separado y descubramos alguno de sus métodos.

EL BAÑO

El egipcio era extremadamente limpio y se bañaba varias veces al día. No conocían la bañera como tal, pero los más ricos podían improvisar una ducha. Los sirvientes, llenaban unos cestillos de mimbre por los cuales el agua se filtraba y producían el efecto ducha.  Los menos pudientes, se lavaban con jofainas y los más directamente en el nilo.
Los soldados cuando estaban en plena campaña bélica, utilizaban una pasta a base de arena y agua para "arrancar la suciedad".

LA HIDRATACION CORPORAL

Las señoras de las clases más altas conocían los beneficios de un buen peeling para mantener la piel suave y limpia. Una receta a la que recurrían mucho es la siguiente;
Polvo de alabastro, natrón rojo, sal del bajo egipto, miel. Se mezclaba todo, y con con la pasta obtenida se untaba el cuerpo, la cara, las manos y después se retiraba con agua.  Hoy en día el polvo de alabastro puede comprarse en tiendas especializadas de manualidades y he visto que se puede comprar natrón en ebay, el resto de ingredientes pueden ser adquiridos facilmente sustituyendo la sal del bajo Egipto por sal gorda.



EL DESODORANTE

Debido a las altas temperaturas, la transpiración era constante y ya que los beneficios de la ducha o el baño duraban poco tiempo, inventaron el desodorante. Actualmente se conocen dos recetas que usaron para elaborarlo. Uno estaba creado a partir de trementina e incienso en polvo, el otro a base de incienso, alumbre y mirra. Hoy en día este último se puede encontrar en herboristerías.

Hasta aquí el post de hoy. Os parece interesante? Os gustaría una tercera parte?

lunes, 1 de octubre de 2012

COMO; AFEITARSE LAS PIERNAS


Hola burbujitas;
Esta vez una nueva entrada en la sección llamada “cómo;” . En esta ocasión me gustaría hablaros sobre la depilación de piernas, bueno, más concretamente sobre los cuidados adecuados antes y después de afeitarlas, ya sea con cuchilla o con crema.  Yo hasta hace más bien poco, era una aguerrida defensora de la depilación con cera, pero desde que probé la depilación laser mi vida ha cambiado. Empecé con las axilas  y no he parado hasta que le ha llegado el turno a las piernas. Además he tenido la suerte de encontrar una oferta muy buena que no he podido dejar pasar. 
Claro, yo soy novata en esto de la cuchilla en zonas tan grandes, y la chica del centro me dio unos consejos que me han parecido de los más interesantes y que quizás muchas de vosotras ya conozcáis, pero aun así creo que os puede ser de ayuda.
Os quedáis a leer?

Hay varios métodos que se pueden utilizar para depilarse. De todos ellos, el más fácil, económico y que podemos hacer en casa es el de la maquinilla. Pero tiene una gran desventaja, y es que el vello crece cada vez más fuerte y grueso. Además, van apareciendo más rápidamente, por lo que hay afeitarse por lo menos una vez a la semana.  Con este método, es muy común que los vellos crezcan hacia dentro y provoquen la formación de granitos, los cuáles suelen infectarse y no quedan muy agradables a la vista. No obstante, junto con el de la cera, es uno de los métodos más usados para afeitarse.
Al afeitarse las piernas hay que hacerlo siguiendo la dirección del vello, es decir, en la dirección en que crece, no al revés, como es el caso de la cera. Se debe comenzar desde la parte superior de la pierna e ir hacia abajo. Lo ideal es hacer el trayecto de una sola vez, ya que si paramos a cada rato podemos provocarnos pequeños cortes
Para no olvidarnos de ninguna sección, comenzaremos por la parte de delante, e iremos franja por franja, hasta llegar a la parte trasera de las piernas. Entre trayecto y trayecto, es recomendable mojar la maquinita.

Si bien afeitarse las piernas es relativamente sencillo, hay algunos consejos que debemos tener en cuenta para no lastimarnos, y que nos ayudarán a obtener una afeitada (se dice así¿?) perfecta.
Elementos necesarios:
-          Cuchilla
-          Gel de afeitar
-          Crema hidratante
-          Toalla
-          Agua
Consejos para depilarse las piernas con cuchilla
Antes de hacerlo, debemos limpiar y exfoliar muy bien la piel con ayuda de un guante de crin. Esta tarea suaviza la superficie y levanta los vellos, lo que nos asegura que todos sean cortados con la cuchilla.
Para empezar, humedecemos la zona para que la cuchilla corra más fácilmente, para ello, lo mejor  es usar un gel de afeitar.  El jabón no es recomendable ya que suele escamar la piel. Antes de aplicar el gel, hay que humedecer la zona con una toalla mojada, o mejor aún,  remojar  las piernas durante unos minutos en una bañera. ( Yo personalmente este paso previo no lo hago ya que al afeitarme en la ducha, considero que las piernas ya se remojan solas. )
Si nos quedamos sin gel o crema de afeitar, podemos optar por el acondicionador del cabello, que actúa como un excelente lubricante.
“El lugar ideal para afeitarse las piernas es en la ducha, ya que el vapor de agua y el agua caliente suavizan y humedecen la piel.” Además, el vello ya se habrá humedecido bastante como para ablandarse, lo cual resultará más sencillo cortarlo.
Al terminar, aclararemos muy bien, secamos con una toalla limpia y aplicaremos un producto antiséptico, para asegurarnos que las pequeñas heridas que se puedan haber producido no se infecten.
Cada 3 ó 4 usos la cuchilla necesita ser cambiada, ya que al perder el filo no se deslizan con facilidad y pueden producir pequeños cortes e irritar la piel.
En ocasiones, después de afeitarse puede que se presente una irritación de la piel y hasta urticaria. Entonces, surge la siguiente pregunta: Por qué se da esta situación?
El motivo principal de esta irritación se debe a la forma cómo una persona se afeita. Si se unta jabón y rápidamente pasa la cuchilla puede que se dañe la capa superior de la piel lo que provoca la irritación.
A continuación algunos remedios caseros que se pueden aplicar en caso de existir una irritación después de afeitarse.
Remedios populares
Remedio para la irritación después de afeitarse #1: Extraer el contenido o gel trasparente de una penca de aloe vera y aplicar directamente sobre la zona de piel irritada.
Remedio para la irritación después de afeitarse #2 Lavar un aguacate de tamaño mediano y cortar por la mitad.  Extraer la pulpa y aplicar de forma directa sobre el área de piel afectada.
Remedio para la irritación después de afeitarse #3 Lavar y cortar en rebanadas un pepino grande o dos pequeños.  Colocar varias rebanadas en la zona irritada.
Remedio para la irritación después de afeitarse #4 Lava, pelar y cortar en rebanadas un pepino. Cortar un aguacate y extraer su pulpa. Poner ambos ingredientes en una licuadora.  Licuar y aplicar este puré sobre la zona irritada.
Remedio para la irritación después de afeitarse #5 Verter unas flores de caléndula en una taza de agua que esté hirviendo. Tapar, colar y dejar  refrescar.  Lavar la zona con esta infusión.
Remedio para la irritación después de afeitarse #6 Colocar directamente una cucharada de miel sobre la piel enrojecida y con picor.
 Recomendaciones preventivas
Cambiar la cuchilla después de usarla tres o cuatro veces con el fin de evitar o minimizar la irritación por el afeitado. Si el filo se encuentra gastado, se tendrá que ejercer más presión, que, a su vez, puede causar mayor irritación. 
Alternar un mes el uso de la cuchilla con una depiladora eléctrica lo cual reduce, según algunos dermatólogos, el riesgo de irritación.
Afeitarse después del baño. Es mejor que la piel se encuentre bien hidratada antes de recorrerla con una máquina de afeitar y el mejor momento para ello es después de un baño o ducha.  De esta forma, ésta no se resecará y los vellos se ablandarán y se mantendrán más derechos lo que facilita el proceso de afeitado.
No afeitarse con jabón, ya que puede resecar la piel e irritarla con más facilidad.  En su lugar, usar una crema para afeitar.  Sin embargo, no se debe comprar cualquier crema. Se recomienda aquellas que contengan salvia o aloe vera.  Evitar el uso de productos que contengan perfume, peróxido de benzoilo o mentol, pues producen, en muchos casos, irritación en la piel.
Si a pesar de utilizar una crema de afeitar con aloe vera o salvia, se siente irritación, se pueden usar elementos naturales como el queso para untar, mantequilla de cacahuate (sin trocitos), mantequilla o mayonesa, ya que estos elementos tienen una base oleosa, lo que brinda la humedad y la protección al momento de afeitarse.
Pasar la cuchilla hacia abajo. Se aconseja cortar el vello en la misma dirección que crece, con un movimiento suave hacia debajo, ya que, de esta manera, no se irritarán tanto los folículos pilosos.
Evitar el uso de lociones para después de afeitar que contengan mucho alcohol, ya que  resecará la piel y aumentará la irritación.  Como alternativa, se puede usar hamamelis que  sólo tiene un poco de alcohol y le da suavidad a la piel.  Si no se tiene a la mano hamamelis, se puede usar un poco de agua de rosas.
Optar por una crema depiladora. En el caso de las mujeres con problemas constantes de irritación después del afeitado en las piernas, se recomienda el uso de una crema depilatoria, de las que disuelven el vello. Estos productos son menos dañinos para los folículos pilosos.
Acudir al doctor si se nota que la irritación producida por la cuchilla no se cura en unos cuantos días y, además, se observan síntomas como pus, inflamación, calor en la zona o pulsaciones, ya que puede ser indicio de una infección.  Igualmente, los granitos recurrentes al afeitarse deben ser atendidos por un especialista, pues al afeitarse  nuevamente éstos pueden empeorar.